Toki wo Kakeru Shoujo

9 09 2008

Hace muchos ayeres, todos los sábados ibamos a comer a casa de mis abuelos. Al terminar la comida, mi abuelo nos daba una paleta con forma de reloj, con las manecillas dibujadas con azúcar glasse. El tiempo en la paleta estaba detenido de manera permanente, un dulce recordatorio de que no es posible dar marcha atrás.

“Toki wo Kakeru Shoujo” (“La chica que salta en el tiempo”) es una interesante propuesta del estudio Madhouse, dirigida por Mamoru Hosoda y basada en una novela de Yasutaka Tsusui. Makoto es una estudiante común y corriente, que pasa su tiempo en la escuela y jugando pelota con sus dos mejores amigos. Tras encontrar un extraño dispositivo, Makoto descubre que puede, literalmente, saltar en el tiempo. Su nueva habilidad parece inocente cuando la utiliza para defender su postre o extender una sesión de karaoke, pero ninguna decisión carece de consecuencias.

“Toki wo Kakeru Shoujo” es una película con mucho corazón, que explora el tema de los viajes temporales desde el punto de una adolescente y los efectos de cada decisión en su vida. Una hermosa y recomfortante película, que nos muestra el valor de cada momento, pues por insignificante que parezca, ni siquiera saltando en el tiempo podemos volver atrás.





Desde la cima

1 07 2008


Foto: irian

El primer puente del verano, así que aprovechamos para acampar en las montañas y disfrutar de vistas espectaculares. La caminata fue ardua, y el calor intenso y desgastante, pero las doce horas de recorrido valieron la pena.





Tosca

18 04 2008

Tuve la oportunidad de asistir al ensayo general de la puesta en escena de Calgary Opera de “Tosca”. Creo que estos ensayos son una excelente idea para permitir a personas con menos recursos el acceso a tan hermoso espectáculo. Claro, al tratarse de un ensayo en ocasiones la función es interrumpida para dar instrucciones al elenco, pero no deja de ser una experiencia muy cercana a una función.

“Tosca”, una de las óperas más conocidas de Giacomo Puccini, narra la historia de Tosca, una hermosa y apasionada cantante, y su amante, Mario Cavaradossi, cuyas vidas se transtornan cuando éste decide ayudar a un fugitivo perseguido por el corrupto Scarpia. Dramática y trágica como otras obras de Puccini (sigo lamentando haberme perdido “Turandot”), causó mucho revuelo en sus tiempos por la violencia que enmarca la historia.

Scarpia es un ser vil y manipulador, que no se detiene ante nada para satisfecer sus deseos. Uno de los villanos más despreciables, Scarpia admite abiertamente su sadismo. Seguramente haría buena amistad con Yago.

Michele Capalbo y Marc Hervieux hacen un destacado papel como Tosca y Cavaradossi. No sé mucho de canto y soy desafinada a más no poder, pero sus voces me impresionaron. Más allá de la técnica de su canto, existía una excelente química entre ellos. Sus voces y sus actuaciones reflejaban un amor intenso, apasionado y a la vez sólido. Incluso cerca del final del tercer acto, con la inminente tragedia acercándose, sus líneas me arrancaron más de una sonrisa. Y las lágrimas no pararon de correr desde “Su, Su, Mario! Su presto andiam!”.

Un detalle interesante es que toda la tragedia que se cierne sobre los personajes principales elude a la Marquesa Attavanti, que ni siquiera aparece en escena a pesar de que sus acciones al inicio directamente desencadenan todo.

La producción de Calgary Opera es espléndida (aunque no he visto otras producciones, así que no hay espacio para comparaciones). Cada acto es acompañado por una fastuosa escenografía representando primero una iglesia, luego un palacio y finalmente una prisión. El coro que aparece al final del primer acto es de considerables dimensiones, y esa parte en particular es especialmente memorable. El vestuario, de nobleza italiana durante la época de Napoleón, es hermoso.

No es por nada que “Tosca” es una ópera tan popular. La música y las conmovedoras dimensiones humanas de los personajes hicieron que las tres horas de la función se fueran como agua.





A través del universo

13 04 2008

“A través del universo” es un musical que utiliza canciones de los Beatles para acompañar una historia centrada en algunos de los mayores eventos en Estados Unidos en los años 60. Es una historia de amor, y también es un retrato de la juventud en esos tiempos, protestas pacíficas y LSD incluídos. Es una propuesta muy ambiciosa, que no me llegó a convencer del todo.

Sigo preguntándome por qué no me gustó. La música es bastante buena, con algunas sobresalientes adaptaciones de canciones como los Beatles. La mayoría de las personas que me acompañaron a verla salieron encantadas de ver en la pantalla grande tantos temas desde “Let it be” a “Hey Jude”. Las voces son más que adecuadas para un musical. Evan Rachel Wood me sorprendió gratamente con una voz muy dulce y melodiosa, mientras que Dana Fuchs da un toque muy a la Janis Joplin a sus temas.

Aunque se trata de una trama bastante aceptable para tratarse de un musical, casi todos los eventos fueron forzados para incluir el mayor número posible de referencias a los Beatles y los sesentas. Desde el nombre de los personajes principales hasta situaciones como la de Prudence entrando por la ventana, las referencias llueven a diestra y siniestra. Algunas de las personas que me acompañaron vieron estas referencias como un homenaje, pero a mi me parecieron algo forzadas e insuficientes para soportar la historia. Sin embargo, el aspecto que menos me gustó de la película fue la inconsistencia en cuanto al montaje de los números musicales. Hay unos momentos formidables, como la cuidadosamente coreografiada caminata entre jugadores de fútbol durante “I want to hold your hand”, o el examen médico en “I want you (she’s so heavy)”. Por otra parte, las escenas en pleno viaje psicotrópico de “I am the Walrus” y “Being for the benefit of Mr. Kite” son mucho más descuidadas, y ligeramente escalofriantes. La aparición de Salma Hayek en “Happiness is a warm gun” tampoco es una de las mejor logradas escenas.

“A través del universo” es en esencia un extenso videoclip con buenas adaptaciones de música de los Beatles y una historia algo débil. Tiene sus momentos, pero es de esas películas que uno odia o adora. En mi caso, no me fascinó (y que conste que me suelen gustar los musicales). A mi susodicho le pareció un horror y todavía me recrimina el haberlo llevado a verla. Una de mis compañeras de casa compró el DVD y lo ha visto varias veces. En gustos se rompen géneros.





Rock Band

16 03 2008

No me considero aficionada a los video juegos, pero “Rock Band” es uno de esos juegos que hay que intentar. Uno de mis compañeros de casa adquirió el juego para PlayStation, y debo admitir que es bastante divertido, especialmente jugando con otras personas. Con la guitarra, percusiones y micrófono incluidos, uno juega a ser estrella de rock. Extrañamente, me desempeño mucho mejor en el canto que en cualquier otra cosa, aunque las percusiones no me causan tanto problema excepto cuando hay que usar el dichoso pedal. El gran inconveniente del juego es que aunque es muy divertido cuando uno juega, no lo es tanto cuando es alguien más el que está practicando percusiones por seis horas continuas.

Un poco de humor de FoxTrot:





“Mil Grullas”, de Yasunari Kawabata

14 03 2008

Mil grullas

Después de la muerte de su padre, los antiguos tazones de té y las mujeres involucradas en el pasado de su padre reaparecen ante el joven Kikuji. Entre recriminaciones y búsqueda de redención, las piezas de té cambian de manos al igual que las pasiones del confundido joven.

“Mil Grullas” es una delicada y extraordinaria novela, difícil de describir. La historia está centrada principalmente en la interacción de los diferentes personajes y forma en que su pasado los afecta. Chikako, una mujer con una inusual mancha en el pecho, es la amante abandonada y despechada, cuyo descarado entrometimiento es extrañamente tolerado. La señora Ota carga consigo la vergüenza de la debilidad en su soledad, una pena compartida con su joven hija Fumiko. Kikuji sueña por momentos con una delicada joven con un pañuelo bordado con grullas, pero su encuentro con las otras tres mujeres lo lleva a situaciones completamente diferentes de lo que hubiera pensado al principio. La historia fluye lentamente, casi apenas sin moverse, como una insignificante parte de algo más constante y duradero como las piezas cerámicas que son también protagonistas del libro.

El libro es aún más interesante por las descripciones de la ceremonia de té, una tradición tan ajena y fascinante.  Y mientras leo de piezas que sirven té en un momento y albergan flores en otro, no puedo evitar desear una taza de té caliente, para recuperar sensibilidad en los congelados dedos de los pies después de un golpeado e infructuoso día con la tabla para nieve en las montañas.





RIP

21 02 2008


Foto: j_dawz

Mi computadora falleció. Mi HP S3120n casi nueva. Y no estoy nada contenta. La compré apenas en agosto, y empezó a tener problemas con la imagen en diciembre, la pantalla dejaba de desplegar imagen de manera intermitente. Sospeché un asunto con drivers, actualicé a versiones más recientes, sin ninguna mejoría. La cosa empeoró rápidamente, a tal grado que la imagen desaparecía cada vez más seguido, o incluso ni siquiera se dignaba en aparecer al arrancar la computadora. Sospeché problemas con la tarjeta de video (integrada). Y luego dejó de arrancar. Y de encender. Probablemente la fuente de alimentación murió también. Mandé la computadora a arreglar con HP hace un par de semanas. Y ahora me dicen que las partes que necesitan no se encuentran disponibles, y me ofrecieron otra computadora de características similares (diferente modelo) o mi dinero. Cualquier opción, tardaría al menos dos semanas. Y mientras, yo bien gracias sin computadora. Afortunadamente terminé mi tesis antes de este desastre, y pude respaldar toda mi información antes de enviar la computadora de regreso, pero estar sin computadora es insufrible. Por la conversación que tuve con el personal de soporte, sospecho que este modelo ha tenido muchos problemas. No quiero otra HP. Así que ahora, a buscar otra computadora. Sin dinero. Y el modelo que compré estuvo a muy buen precio, lo que he encontrado hasta el momento es al menos 200 dólares más caro que lo que me costó la anterior. No estoy nada contenta.

Y mientras, estas semanas he estado utilizando mi pobre laptop, que ahora corre Ubuntu Gutsy. La pantalla sigue fallando como antes (sospecho que el problema es con el inversor, pero es muy caro y difícil conseguir un reemplazo). Y por mucho que me interesa usar Linux, por su filosofía de ser libre y demás, no puedo usarlo de manera permanente. No existen drivers para mi impresora, y cada que tengo que imprimir, tengo que ir a otro lado a hacerlo. Y aunque sé que es culpa del fabricante de la impresora, no puedo simplemente comprar otra impresora en este momento. No reconoce mi cámara fotográfica, así que no puedo bajar las fotos que he tomado últimamente. No funciona el micrófono, el mismo problema que he tenido desde que instalé Ubuntu en una segunda partición hace un par de años, y que aún solicitando ayuda en el foro de Ubuntu no he podido resolver. Y eso significa que llevo dos semanas sin poder comunicarme con mi familia en México por VoIP. No puedo ver DVDs. Y no me refiero a la ausencia de codecs, que se pueden instalar fácilmente. No, Totem se queja de que no puede tener acceso al dispositivo, y Mplayer cuando llega a mostrar la imagen, la muestra corrupta. El formato de algunos documentos importantes en los que estoy trabajando ahora se arruinó completamente al utilizar Open Office. La única ventaja que tengo hasta el momento es que mi conexión inalámbrica es mucho más estable en Linux que lo que era en Windows, pero eso es poca consolación. Así que lamentablemente, por mucho que deseo cambiar a Linux, todavía no es la opción para mi.