Distrito 9

21 02 2010

"Distrito 9" comienza como un documental, describiendo la llegada de una nave extraterrestre.  Sin embargo, en esta ocasión no se trata de sofisticados invasores que llegan a los Estados Unidos con intenciones hostiles. En esta película, la nave se detiene en las afueras de Johannesburgo, Sudáfrica, donde miles de extraterrestres en precarias condiciones terminan como refugiados.

La primera parte de “Distrito 9” se desarrolla como un documental, describiendo la situación en la que se encuentran los refugiados veinte años después de su llegada.  Hacinados en una barriada, los extraterrestres sobreviven intercambiando sus armas (inutilizables para un ser humano) por latas de comida.  La película prosigue a documentar la reubicación de los extraterrestres a un campamento de refugiados. Y poco después, se transforma en una película de acción, llena de explosiones y persecuciones. Aún así, los bien logrados efectos especiales no distraen (demasiado) de la deplorable violencia de la que los seres humanos son capaces.

“Distrito 9” es en mi opinión una de las mejores películas del 2009.  Además del no tan disimulado trasfondo social, los apropiados efectos y rápida trama fueron más que suficientes para tener contento al Susodicho.





El caballero de la noche

14 12 2008

Año nuevo, reseña nueva. En realidad pretendía escribir acerca de esta película desde el verano. En parte porque comencé escribiéndola a dos deditos, después de la cirugía, y en parte porque la vida laboral no me deja mucho tiempo libre, esta reseña ha ido acumulando polvo digital. Claro, la versión oficial es que me estaba esperando a que estuviera disponible en DVD y anunciaran las nominaciones de los Óscares.

“El caballero de la noche” es una de las mejores películas que vi en el 2009. En esta continuación a “Batman, El Comienzo”, Bruce Wayne emprende una batalla contra el crimen organizado de Ciudad Gótica, apoyando al Fiscal de Distrito Harvey Dent. La situación se complica cuando aparece el Guasón, un macabro y violento personaje que centra toda su atención en Batman.

Además de los indispensables efectos especiales, esta película de Batman tiene una historia interesante y bien cuidada. Conservando el ambiente oscuro característico de Cristopher Nolan, los problemas que afligen a Ciudad Gótica son problemas comúnes en grandes ciudades, aunque vistos desde un enfoque más desesperanzado. Los villanos son creíbles dentro de lo que cabe, haciéndolos mucho más espeluznantes. Los villanos hacen brillar esta película. Por un lado, vemos los eventos que originaron a un muy conocido villano. Y por otro lado, está el Guasón (Joker).

Heath Ledger es memorable como el Guasón. Independientemente de la controversia alrededor de su muerte, su actuación es excepcional y este personaje va a ser difícil de superar. En las manos de Heath, el Guasón es un retorcido criminal con tendencias psicópatas y un agudo sentido del humor. La extraña apariencia de este villano, con su piel blanca y sonrisa permanente, jamás es explicada: el Guasón aparece sin más, de la nada, al igual que sus sádicas acciones aparentemente aleatorias. En esta versión, no tiene nada de caricaturesco, y su demencia es escalofriante. El villano en la próxima película tendrá unos zapatos muy grandes que llenar.

Si no la han visto todavía, vale mucho la pena. “El caballero de la noche” lo tiene todo: excelentes actuaciones, una historia inteligente, abundantes efectos especiales, y un increíble cuidado en la ambientación y desarrollo de los personajes. Y de acuerdo con mi susodicho (que no puedo dejar de pensar, hay parecido con Aaron Eckhart), suficientes explosiones para ameritar añadirla a la colección de DVDs.





A través del universo

13 04 2008

“A través del universo” es un musical que utiliza canciones de los Beatles para acompañar una historia centrada en algunos de los mayores eventos en Estados Unidos en los años 60. Es una historia de amor, y también es un retrato de la juventud en esos tiempos, protestas pacíficas y LSD incluídos. Es una propuesta muy ambiciosa, que no me llegó a convencer del todo.

Sigo preguntándome por qué no me gustó. La música es bastante buena, con algunas sobresalientes adaptaciones de canciones como los Beatles. La mayoría de las personas que me acompañaron a verla salieron encantadas de ver en la pantalla grande tantos temas desde “Let it be” a “Hey Jude”. Las voces son más que adecuadas para un musical. Evan Rachel Wood me sorprendió gratamente con una voz muy dulce y melodiosa, mientras que Dana Fuchs da un toque muy a la Janis Joplin a sus temas.

Aunque se trata de una trama bastante aceptable para tratarse de un musical, casi todos los eventos fueron forzados para incluir el mayor número posible de referencias a los Beatles y los sesentas. Desde el nombre de los personajes principales hasta situaciones como la de Prudence entrando por la ventana, las referencias llueven a diestra y siniestra. Algunas de las personas que me acompañaron vieron estas referencias como un homenaje, pero a mi me parecieron algo forzadas e insuficientes para soportar la historia. Sin embargo, el aspecto que menos me gustó de la película fue la inconsistencia en cuanto al montaje de los números musicales. Hay unos momentos formidables, como la cuidadosamente coreografiada caminata entre jugadores de fútbol durante “I want to hold your hand”, o el examen médico en “I want you (she’s so heavy)”. Por otra parte, las escenas en pleno viaje psicotrópico de “I am the Walrus” y “Being for the benefit of Mr. Kite” son mucho más descuidadas, y ligeramente escalofriantes. La aparición de Salma Hayek en “Happiness is a warm gun” tampoco es una de las mejor logradas escenas.

“A través del universo” es en esencia un extenso videoclip con buenas adaptaciones de música de los Beatles y una historia algo débil. Tiene sus momentos, pero es de esas películas que uno odia o adora. En mi caso, no me fascinó (y que conste que me suelen gustar los musicales). A mi susodicho le pareció un horror y todavía me recrimina el haberlo llevado a verla. Una de mis compañeras de casa compró el DVD y lo ha visto varias veces. En gustos se rompen géneros.





Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet

14 02 2008

Sweeney Todd“Damas y caballeros, me permiten su atención por favor?” Así comienza una de las canciones de este inusual musical que efectivamente, demanda atención.

Johnny Depp interpreta a Benjamin Barker, un talentoso barbero londinense que pierde todo cuando un corrupto juez se encapricha con su virtuosa esposa y lo acusa injustamente para deshacerse de él.  Lleno de deseos de venganza, regresa a su antiguo hogar, bajo el nombre de Sweeney Todd, donde su rencor y su navaja encajan perfectamente con los intereses de su repostera vecina Mrs. Lovett.   Con el precio de la carne tan alto, sería una pena desperdiciar….

Los musicales suelen ser de mi agrado, y Sweeney Todd no me decepcionó.  La música de Stephen Sondheim (sí, el mismo Sondheim a cargo de las letras de “Amor sin Barreras”) es seductora y memorable.  Han pasado un par de semanas desde que la vi, y sigo tarareando “Pretty Women” (“Mujeres bonitas”) y “Not while I’m around” (“No mientras estoy cerca”).  El estilo de Tim Burton cae como anillo al dedo a este macabro y a la vez simpático cuento.  Johnny Depp transmite una gran intensidad a Sweeney, totalmente consumido por los deseos de venganza y ajeno a todo lo demás, incluyendo los nada sutiles avances de Helena Bonham Carter (Mrs. Lovett).  Las voces de ambos personajes son aceptables, no cantan nada mal (mucho mejor de lo que yo jamás aspiraría a cantar).  Y la sangre cae a borbotones.

La historia de este diabólico barbero es un musical muy diferente, obscuro y tétrico, y al que mi susodicho (que tuve que arrastrarlo al cine cuando cometí el error de mencionar que era un musical) no le puso ninguna objeción.  Y mientras espero que mi pobre computadora regrese de su forzado exilio en reparación, no me queda otra alternativa que seguir cantando:  “Había un barbero y su esposa… y ella era hermosa…”





Hacia rutas salvajes

19 01 2008

Into the Wild

Hace un buen rato que vi esta película, pero la tesis me había mantenido bastante ocupada. Ya presenté mi examen profesional, y mi tesis se encuentra ahora en la imprenta, por lo que motivada por el encantador frío invernal, tendré oportunidad de ver más películas.

“Hacia rutas salvajes” (en inglés, “Into the Wild”), narra la historia de Chris McCandless, un joven que después de terminar su carrera universitaria, abandonó todo para emprender la aventura de su vida, una vida deambulando por los Estados Unidos. El punto culminante de esta aventura es su viaje a Alaska, dispuesto a pasar un verano en contacto con la naturaleza con una bolsa de arroz y una cantidad mínima de equipo de supervivencia.

La película está basada en el libro del mismo nombre, de Jon Krakauer. El libro en sí es una propuesta muy ambiciosa, dado lo poco que se conoce de lo que hizo McCandless desde que decidió desprenderse de su vida convencional.

La película me mantuvo involucrada de principio a fin, a pesar de que ya conocía el final de la misma. La fotografía es extraordinaria, con deslumbrantes tomas de escenarios naturales y vida salvaje. Aunque las decisiones de Chris son cuestionables, logran despertar algo en el espectador, desde incredulidad y desapruebo hasta una leve admiración.

Una película interesante con paisajes majestuosos. Bastante recomendable.





Ratatouille

18 09 2007

¡Mi primera reseña desde mi nueva computadora!  Después de cinco años, mi adorada laptop decidió por fin colgar la toalla, por lo que, después de mil y un peripecias para adquirirla,  ahora estoy utilizando una reluciente computadora de escritorio, con especificaciones bastante decentes para lo que gasté en ella (y por cierto, los cambios en TCP/IP en Vista son despreciables).  En fin, “Ratatouille” es la más reciente película de Disney/Pixar, y parte de una idea que sólo este estudio podría hacer funcionar.   Remy no es una rata cualquiera.  En lugar de conformarse con robar restos de comida de un basurero, anhela convertirse en un chef de alta cocina.  Sus sueños comienzan a tornarse en realidad cuando el destino lo lleva a un restaurante parisino.

La idea de un rata cocinando funciona, a tal grado que contemplé la opción de adoptar una para que me prepare un desayuno gourmet todos los días.   “Ratatouille” es una película divertidísima y encantadora, con un sentido del humor muy limpio y apto para toda la familia (al menos en su versión en inglés, no sé si hayan cambiado algo con la traducción), e inspiradora.  Hasta ganas dan de preparar el platillo que le da nombre a la película, aunque la presencia de berenjena me ha disuadido de intentarlo.   La calidad de la animación es espectacular, como nos tiene acostumbrados Pixar, y la historia es creativa y deliciosa. El corto animado que presentan justo antes de la película es excelente, nunca pensé reir tanto en una situación de secuestros alienígenas.





Dreamgirls

6 06 2007

Debo confesar que me encantan los musicales, así que esperaba con ansiedad la adaptación de “Dreamgirls”.  La historia de “Dreamgirls” según cuentan las malas lenguas está inspirada en los inicios de la carrera de Diana Ross.  Tres chicas de Detroit, Effie, Deena y Lorrelle, participan en un concurso de talentos como el grupo Dreamettes, donde son reclutadas como coristas de un famoso artista de R&B.  Y de ahí se lanzan rumbo a la fama, con intrigas y sombrerazos en el camino.

Y como musical, no decepciona.  El elenco fue cuidadosamente seleccionado y las voces no se quedan cortas, excepto quizá la de Jamie Foxx.  Eddie Murphy sorprende, mostrando que no sólo sabe actuar, sino también cantar.  Beyoncé, como Deena Jones, hace un buen papel como vocalista de las Dreams, y su tema “Listen” es de lo más destacado de la banda sonora de la película.  Pero la que se roba la película es Jenniffer Hudson, como Effie White.  Vaya voz que tiene esa mujer.  Después de ser eliminada en American Idol (dice mi madre que es de la camada de Fantasia), su trabajo en “Dreamgirls” la ha llevado a multitud de premios, incluyendo un Óscar como Mejor Actriz Secundaria.  Lo merece.  En especial en “And I Am Telling You I’m Not Going”, la voz de Jenniffer Hudson llena la pantalla, mi casa, y la de tres vecinos, potente y llena de sentimiento, de esos momentos que enchinan la piel.

La producción de “Dreamgirls” también es exquisita.  Al igual que en “Chicago”, los números musicales son espectaculares, con abundantes lentejuelas, bonitas coreografías, luces y ritmo.  Bueno, los números musicales que ocurren en el escenario, porque también hay otros tantos en que los personajes comienzan a cantar a mitad de una conversación que volverían locos a mis musicalofóbicos hermanos.  La música es clásico estilo Broadway, pero ya le tenía cariño a “One Night Only”, así que fue suficiente para tenerme contenta.

No todo el mundo es fan de los musicales.  Mis roomies del sexo masculino se rehúsaron terminantemente a verla, y ni siquiera la presencia de su admirada Beyoncé fue suficiente para que le dieran una oportunidad.  Pero para aquéllos que disfrutamos los musicales, “Dreamgirls” está a la altura.