Dreamgirls

6 06 2007

Debo confesar que me encantan los musicales, así que esperaba con ansiedad la adaptación de “Dreamgirls”.  La historia de “Dreamgirls” según cuentan las malas lenguas está inspirada en los inicios de la carrera de Diana Ross.  Tres chicas de Detroit, Effie, Deena y Lorrelle, participan en un concurso de talentos como el grupo Dreamettes, donde son reclutadas como coristas de un famoso artista de R&B.  Y de ahí se lanzan rumbo a la fama, con intrigas y sombrerazos en el camino.

Y como musical, no decepciona.  El elenco fue cuidadosamente seleccionado y las voces no se quedan cortas, excepto quizá la de Jamie Foxx.  Eddie Murphy sorprende, mostrando que no sólo sabe actuar, sino también cantar.  Beyoncé, como Deena Jones, hace un buen papel como vocalista de las Dreams, y su tema “Listen” es de lo más destacado de la banda sonora de la película.  Pero la que se roba la película es Jenniffer Hudson, como Effie White.  Vaya voz que tiene esa mujer.  Después de ser eliminada en American Idol (dice mi madre que es de la camada de Fantasia), su trabajo en “Dreamgirls” la ha llevado a multitud de premios, incluyendo un Óscar como Mejor Actriz Secundaria.  Lo merece.  En especial en “And I Am Telling You I’m Not Going”, la voz de Jenniffer Hudson llena la pantalla, mi casa, y la de tres vecinos, potente y llena de sentimiento, de esos momentos que enchinan la piel.

La producción de “Dreamgirls” también es exquisita.  Al igual que en “Chicago”, los números musicales son espectaculares, con abundantes lentejuelas, bonitas coreografías, luces y ritmo.  Bueno, los números musicales que ocurren en el escenario, porque también hay otros tantos en que los personajes comienzan a cantar a mitad de una conversación que volverían locos a mis musicalofóbicos hermanos.  La música es clásico estilo Broadway, pero ya le tenía cariño a “One Night Only”, así que fue suficiente para tenerme contenta.

No todo el mundo es fan de los musicales.  Mis roomies del sexo masculino se rehúsaron terminantemente a verla, y ni siquiera la presencia de su admirada Beyoncé fue suficiente para que le dieran una oportunidad.  Pero para aquéllos que disfrutamos los musicales, “Dreamgirls” está a la altura.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: