El laberinto del fauno

6 03 2007

Ofelia, una niña aficionada a los libros de fantasía, no está muy contenta por tener que cambiar de domicilio. Poca alternativa le queda, pues su madre, a pesar de su avanzado estado de embarazo, emprende el viaje a un pequeño pueblo para reencontrarse con su nuevo esposo, un capitán del régimen de Franco con la consigna de reprimir la rebelión en las montañas. El bosque cercano al pueblo resulta ser un lugar poco aburrido, pues además de hadas, alberga un antiguo laberinto de piedra, donde Ofelia se encuentra con un fauno que le revela que ella es en realidad una princesa de otro mundo y que para regresar a su reino, debe cumplir tres tareas antes de la siguiente luna llena.

“El laberinto del Fauno” es un cuento de hadas, pero no es apropiado para niños. La realidad y la fantasía se mezclan magistralmente en ella, con dos mundos con sus diferentes tipos de horrores, a los que cada personaje hace frente de la mejor manera posible. Ofelia, dulce e inocente, se refugia dentro de la fantasía de la violencia que la rodea. Y que es bastante, pues, como en todo buen cuento de hadas, también hay un villano. El Capitán Vidal, padrastro de Ofelia, es un personaje escalofriante, que aprovecha su posición militar para dar rienda suelta a su brutalidad. Machista, obsesionado con el tiempo, con dejar constancia de su paso por este mundo, no muestra compasión alguna por otros seres humanos y escenifica los momentos más crudos de la película, que sólo de recordarlos, me causan escalofríos. Es un ser despreciable, mucho más aterrador que el monstruo de los “ojitos” con el que se topa Ofelia en una de sus tareas.

La fotografía de la película es hermosa. Obscura, siniestra, tal como el mundo que muestra, y a la vez encantadora y atrayente. Los efectos especiales son fantásticos. El fauno es una criatura antigua y con estrecha relación con la naturaleza, con más parecido a un árbol con patas que a los faunos convencionales mostrados en otras obras de fantasía. Las hadas – o mejor dicho, insectos – fueron animadas con lujo de detalle, otorgándole a cada una su propia personalidad.

“El laberinto del Fauno” es una historia conmovedora, llena de suspenso, que me mantuvo genuinamente emocionada durante la película entera, más aún en el extraordinario final. La he visto tres veces ya, y está en mi lista de películas a adquirir en cuanto salga en DVD. ¿Se nota que me encantó?


Acciones

Information

9 responses

25 04 2007
m.grazzia

yo tambien la he visto 3 veces y la veria otra vez, realmente es muy bonita historia…me encanto… y me gusto muhco la cancion que hace mercedes a ofelia…..pero no le han puesto nombre a la cancion?

25 04 2007
Irian

De acuerdo con el soundtrack, se llama “Mercedes Lullaby”. Que nana más preciosa. Acabando la película, no podía dejar de tararearla.

6 05 2007
Elizabeth

Igual y ya lo sabes, pero el 15 de mayo sale a la venta el DVD.

7 05 2007
Irian

No sabía, pero reservaré mi presupuesto para comprarla. ¡Gracias! Uy, sería bueno un mini maratón con el Laberinto y el Espinazo. A ver si luego encuentro el Espinazo en Blockbuster.

16 05 2007
nati

esta ha sido la mejor pelicula que e visto en toda mi vida es muy completa.

30 05 2007
Javiera

Me gustó mucho la película, pero el final es un poco confuso porque por un lado de la realidad ella muere y por otro vive paa ser reina

Adiós🙂

25 10 2007
rick vampire

es muy fuena la peli pero yo keria saber como se llama la chika bonita del laberinto del fauno no sale !😦 k triste es un wapa

25 10 2007
Irian

¿Ariadna Gil? ¿O quizá Maribel Verdú?

2 03 2009
Roque

Hola, Irian:
Primeramente, muy lindo tu blog. Muy personal pero a la vez “universal”: dedicas tu tiempo al blog como “catarsis”, pero también con respeto a tus potenciales lectores.
Con respecto al Laberinto del Fauno, me pareció poco más que una película hollywoodense. Quizás para el que esté acostumbrado al “cine pochoclo” les puede parecer una obra de arte, pero -aunque no es mala película- es acomodaticia, no dice mucho, no se juega mucho, y sobre todo al final: en lugar de que sea un poco más realista (morir para salvar a un inocente) se convierte en una simplonada de que sobrevive por su infinita bondad, del fauno, de dios o de quien sea… todo para no alterar los deseos cocaleros de los espectadores por un final feliz…
Es mi opinión. Gracias!
Felicitaciones nuevamente.
Saludos,
Roque.
PD. Irian, me gustaría escribirte personalmente, pero no encuentro tu e-mail.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: