Hikaru no Go

20 11 2006

Hikaru no Go

El go es un antiguo juego de mesa. Consta de un tablero con una cuadrícula de 19×19 y un conjunto de fichas de colores, blanco y negro. Los jugadores alternan para colocar fichas en los vértices de la cuadrícula, con el objetivo de capturar fichas del adversario al rodearlas con las fichas propias. El ganador del juego es aquél que logre capturar el mayor territorio. Este juego es un fascinante reto para la programación de juegos, pues la gran variedad de combinaciones posibles de movimientos y la requerida habilidad de reconocimiento de patrones requerida para evaluar si una jugada es beneficial hacen casi imposible que una computadora derrote a un jugador humano novato. Es un juego sumamente interesante y muy complicado, que me gustaría aprender a juga algún día.

Y todo esto viene al caso porque ahora voy a compartir una de las series de anime de un tema deportivo, competitivo más emocionantes que hay. ¿Con un juego de mesa? Así es, “Hikaru no Go” es una de esas series sorprendentemente adictivas, que te hacen ver episodio tras episodio de manera casi obsesiva, tanto que resulta difícil detenerse hasta llegar al final de la historia. Sí, con un juego de mesa.

“Hikaru no Go” sigue las aventuras de Hikaru, un desobligado niño de primaria, que al husmear entre las antigüedades de su abuelo se topa con un tablero de Go que perteneció hace muchos años a uno de los más talentosos jugadores de la historia, un jugador que sufrió una muerte temprana y que fue incapaz de cumplir su designio de encontrar la jugada perfecta. Claro, este extraordinario jugador sigue deseoso de encontrar esta jugada, y qué mejor forma de hacerlo que regresar como un fantasma y jugar a través de alguien más. Hikaru no está muy feliz con este trato, pero al ser el único que puede ver al ansioso fantasma accede a sus deseos. Y poco a poco, descubre que el go le gusta y que quiere aprender.

Así es, se trata de la clásica historia de superación personal, de alguien que encuentra su pasión y camina poco a poco hacia la gloria, bajo el tutelaje de un personaje ejemplar. Con la diferencia que la gloria no es un camino muy claro, y el tutor y el alumno se podría decir que comparten un mismo cuerpo ante los demás, lo que resulta en ocasiones en situaciones muy divertidas.

“Hikaru no Go” tiene el aspecto competitivo de las series de tipo deportivo como los Súpercampeones, y logra emocionar con un juego tan aparentemente poco activo como el go. Es impresionante el detalle con el que describen las reglas del juego, a tal grado que da ganas jugarlo. Pero hay más. Los personajes son fabulosos, y desarrollados de tal manera a través de los más de 70 episodios, que cobran vida propia. Un detalle excepcional es la manera tan natural en que los personajes crecen. Y no solo emocionalmente, sino físicamente. Hikaru y su rival, Akira, pasan de niños a adolescentes poco a poco a través de la serie. Es un cambio muy sutil, pero al ver escenas de los primeros episodios al final, se puede notar como poco a poco las facciones de los niños se fueron afinando y su estatura fue incrementándose.

No sólo los personajes centrales, el fantasma Sai, el joven Hikaru, y todos sus rivales, son delineados con gran cuidado. Hikaru crece y madura, de un escuincle desobligado a una persona con un objetivo claro en su vida. Pasa por eventos muy duros, pero crece y los supera, especialmente cierto evento relevante a la mitad de la historia, que me sorprendió y entristeció, pero que era inevitable. Akira, el inalcanzable rival de Hikaru, es arrogante a momentos, aunque encantador en su obsesión con Hikaru. Una persona que nunca ha tenido igual se empecina en mostrar su superioridad al encontrar a otro individuo con talento similar. Sai, el fantasma que guía a Hikaru en sus aventuras, es muy infantil a momentos, pero muestra una madurez y fortaleza impresionante en otros. Y bueno, los demás personajes. Waya, Isumi, Kuwabara-sensei… Conforme pasaba la serie, seguía cobrándoles cariño. “Hikaru no Go” es una serie larga y adictiva, con un final quizá no tan marcado como esperaba, pero alentadora y conmovedora a la vez.


Acciones

Information

4 responses

9 12 2006
humilde

….que cosas…. yo al go aprendí a jugar ….más bien a poner la fichas y poco más…. es entretenido…🙂

9 12 2006
irian

Como le hiciste para aprender? Me interesa en algun momento aprender a jugar.

4 01 2008
Lyra-acuario

Me encanta este anime, te puede hacer reir, pelear, llorar, definitivo, es 100% recomendable, aunque sea un “juego de mesa” Hikaru no go se lleva a los fans, con esa muestra de intensidad, porque este anime puede ser serio y a la vez divertido. No es la tipica serie, ademas que el diseño artistico es estupendo.

Saludos.
Lyra-acuario

24 04 2008
chii

Me fasina este anime en ningun momento me aburrio, tambien me gustaria aprender a jugar go; se ve tan interesante…
Ademas ya me he visto la serie dos veses y voy por la tercer ..
jajaja
no de verdad es 101% recomendable…….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: