“Felicidad”, de Will Ferguson

16 06 2006

memento

A diferencia de lo que sugiere su colorida portada y alegre título, “Felicidad” no se trata de un libro de superación personal. Pero podría serlo.

Obtener éxito financiero. Bajar de peso. Olvidarse de la calvicie. Mejorar la vida sexual. Esto y más promete Edwin, editor de libros en casa Panderic, cuando el autor más importante de la rama de libros de superación personal de dicha editorial se ve involucrado en un escándalo. Para cumplir su promesa, Ed rescata con grandes dificultades de la pila de manuscritos basura no solicitados un inmenso libro, “Lo que aprendí en la montaña”, de Tupak Soiree, y emprende la tarea de convertirlo en el siguiente best-seller. Aunque sus planes se ven alterados y el libro no recibe el lanzamiento deseado, se convierte en un éxito rotundo. El mundo entero alcanza la felicidad gracias a las palabras de Tupak Soiree, convirtiéndolas casi en una religión. Sin embargo, ¿es un mundo “feliz” algo necesariamente bueno?

Will Ferguson es despiadado y agudo en su tratamiento en este libro, y critica sin contemplaciones la sociedad norteamericana, empezando por la producción en masa de libros de autoayuda de escasa sustancia. Pero ante todo, “Felicidad” es divertido. Con un cinismo admirable, Ferguson arroja situaciones inverosímiles a diestra y siniestra, sin dejar piedra en pie. Y su estrategia funciona. Algunas de estas situaciones son tan inconcebibles que no pude evitar reír a pierna suelta, ante la mirada escéptica de mis compañeros de casa. De no ser porque uno de ellos fue el que me prestó el libro, probablemente creerían que enloquecí. Imágenes como un recetario dietético basado en carne de puerco frita, usos poco convencionales de las notas post-it, y la invasión canadiense del final alternativo me hacen sonreir de solo recordarlas.

En “Felicidad”, Will Ferguson logra a la vez una mordaz crítica social y una atinada comedia, ampliamente recomendable. Sólo hagan caso omiso de las miradas de interrogación que recibirán mientras ríen a pierna suelta con un libro en la mano.

Y extrañamente, en este momento, soy feliz.🙂


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: