Los libros de Terramar, de Úrsula K. Le Guin

22 04 2006

Un mago de Terramar Los libros de Terramar, de Úrsula K. Le Guin, constituyen una crónica acerca de un fantástico mundo empapado de magia. Al igual que otros trabajos de ciencia ficción y fantasí­a de Le Guin, la narración de los eventos de dicho mundo rompe con todas las barreras clásicas del género. El enfoque de las obras no es la magia en sí­, increí­bles criaturas y gloriosas hazañas, sino la forma en que sus personajes enfrentan las reglas de este mundo.

El primer libro, “Un mago de Terramar”, nos cuenta la historia de Gavilán, un joven criador de cabras de la isla de Gont, que tras mostrar un excepcional talento para la magia durante un ataque a su aldea, es primero acogido por el mago de la isla y posteriormente enviado a la escuela de magia en Roke para completar su formación. La impulsividad y arrogancia del joven mago lo llevan a desatar un ser terrible, y lo arrastran a una escalofriante persecución para acabar con dicho mal. El final de este libro es estrujante, poderosamente revelador de la naturaleza de la magia en Terramar y de la personalidad del futuro archimago de Roke.

“Las tumbas de Atuán” sigue las aventuras de Ged (nombre verdadero de Gavilán), algunos años más adelante, en su aventura por recuperar el anillo de la paz de Erreth-Akbé en las islas del norte. La búsqueda del anillo lleva a Gavilán ante la inquieta sacerdotisa de las tumbas de Atuán, Tenar, cuya vida ha sido dedicada al servicio de los Sin Nombre, y que ve derrumbarse sus creencias y razones ante la presencia del mago extranjero.

“La costa más lejana”, mi libro favorito de la serie, se desarrolla años después de las aventuras en Atuán. Ged, archimago de Roke, preocupado por la debilitación de la magia en Terramar, emprende un viaje hasta el fin del mundo y más allá, acompañado por el joven prí­ncipe Arren, para restaurar el delicado orden de la naturaleza. Su misión no es nada fácil, llena de barreras infranqueables y situaciones de vida o muerte, a través de las cuales los dos personajes se transforman poco a poco.

“Tehanu”, el siguiente libro en la serie, sigue la vida de Ged tras los eventos de “La costa más lejana”, y la aparición de una misteriosa niña horriblemente maltratada y llena de quemaduras en Gont, Therru. Tenar también juega un papel importante en esta historia, mucho más oscura y personal que las anteriores. Este libro tiene un ritmo mucho más lento que los anteriores, con menos acción, y más énfasis en los personajes y la forma en que enfrentan todos los cambios por los que atraviesa Terramar, pero no por eso deja de ser disfrutable.

“Cuentos de Terramar” contiene un conjunto de historias desarrolladas en Terramar, desde la fundación de Roke hasta los tiempos de Ged. En el último cuento, “Dragonvolador”, situado poco después del final de “Tehanu”, aparece Irian, personaje del que he tomado prestado el nombre. Irian es una joven con gran determinación que contra viento y marea decide hacerse lugar en Roke, a pesar de que ninguna mujer ha podido poner pie en la escuela de magia desde sus inicios. Al enfrentarse con la oposición de la mayorí­a del consejo de magos, Irian debe recurrir a toda su fuerza interior, revelando muchos más de los misterios que envuelven a Terramar.

Finalmente, “En el otro viento” cierra el ciclo de Terramar de una manera mucho más satisfactoria que “Tehanu”. La situación ha cambiado mucho, la magia se ha debilitado, el delicado balance entre la vida y la muerte ha sido alterado, y los dragones comienzan a recuperar su lugar en el archipiélago, desplazando a los humanos. Ged deja de ser el protagonista de la historia, y cede su lugar a Arren, Therru, Irian, Tenar, el mago Aliso y una princesa Karga, en manos de los cuales se encuentra el futuro de Terramar. La conclusión de la serie es compleja y profunda, un digno cierre para esta épica historia.

Uno de los aspectos más destacados de los libros de Terramar es su realismo – tanto como puede existir en una novela de fantasí­a – y la congruencia con la que el mundo y sus reglas son delineados. La magia en el mundo de Terramar es un don innato y que puede controlarse esencialmente mediante el conocimiento del nombre verdadero de las cosas, en la lengua antigua, la lengua que utilizan los dragones. No se trata de pociones, hechizos y varitas mágicas, aunque estos aparecen, sino de saber la naturaleza de las cosas. Así­, el regalo más preciado que alguien puede hacer es dar a conocer a otra persona el propio nombre verdadero, nombre que sólo uno sabe y que proporciona poder absoluto sobre su ser a aquél que lo utilice. El estilo de escritura de Le Guin es fluí­do y ví­vido, con trepidantes escenas de acción y fabulosas descripciones de la magia presente en Terramar. Es una lectura disfrutable en muchos niveles, sin importar la edad, y que resulta difí­cil de soltar una vez que se empieza. Pero además de entretenida, es sensible e inteligente. Además de la magia, la autora trata muchos asuntos sociales tan presentes en el mágico archipiélago como en nuestro propio mundo. Terramar es un mundo diverso, con diferentes pueblos que no siempre interactúan de manera amigable. Las diferencias raciales y religiosas entre los habitantes de Gont/Havnor, de piel más oscura, sin dioses pero practicantes de magia, y los de las islas Kargas, de piel clara y adoradores de los poderes ocultos, han conducido a violentos conflictos entre las islas. Las mujeres no son permitidas en Roke, y no pueden realizar magia, excepto en el desvirtuado papel de hechicera de pueblo, y sin embargo, un grupo de mujeres juega el papel más destacado en la restauración del balance mágico en Terramar. El miedo a lo extraño y a lo desconocido, un miedo irracional e inevitable, asola a los habitantes de Terramar tanto como a los de la Tierra.

Hace no demasiado tiempo vi junto con mi hermano, quien me introdujo a la historia de Terramar gracias a los requisitos de lectura de una de sus clases, una miniserie basada en los primeros dos libros, con Shawn Ashmore y Kristin Kreuk (la chica de Smallville). Hay que evitar esta versión como la plaga, pues destroza por completo la esencia del mundo Terramar, crea una historia completamente diferente, y olvida todo el trasfondo y la filosofí­a que envuelve a la magia en dicho mundo. He escuchado que la siguiente pelí­cula del estudio Ghibli va a estar basada en “La costa más lejana”, y estoy deseosa de ver la magia que pueden imprimir en ella, después de lo que lograron con Chihiro y Howl. Porque Terramar no sólo tiene hechizos y criaturas fantásticas, tiene un alma que palpita, y si es llevada a la pantalla grande, merece hacerlo llena de vida y corazón. Ah, y por cierto, en los libros de Terramar se encuentra una de las frases románticas más memorables de la literatura.😉


Acciones

Information

8 responses

14 05 2006
Sebastian Idaho

Diablos me dejaste metido con la frase mas romantica, tendre que leer esos libros…tengo tarea para esta semana que entra, buen articulo, bye.

14 05 2006
Irian

La frase particular está en “Tehanu”. Suerte con tu tarea.

26 05 2007
valeria

hola!yo estoy leyendo este libro en el cole y me parece un plomo!! asiq estoy buscando resumenes d cada capitulo y no encuentro por ningun lado!! pueden hacer un sitio web q diga resumenes de historias de terrama-por capitulo-?? digo…estaria bueno! hay muchos chicos de mi edad q ni ganas de leer libros en el cole!! y uds nos podrian ayudar!! bueno…espero respuestas!!

17 12 2007
fernanda

es te libro se me ase un poco aburrido porque creo que le hace ponerle fotos ya que en estos tiempo ya ma mas la atencion las imagenes gracias ..-..,.-,.,.`-´“+“+`´+++`+

7 08 2008
Leopoldo

Desde hace aproximadamente 30 años (tengo 54) soy un seguidor de la literatura de Ursula K. Le Guin, y he hecho lo posible de divulgarla entre mis amistades, y con orgullo digo, que he ganado unas y unos cuantos seguidoras y seguidores más de su literatura. El primer libro que publiqué en mi vida (en 1986), lo calcé con una frase que Ged le dirige a Tenar: “Solo, nadie consigue la libertad”. Todavía no he leído “El Otro Viento”, lo tengo en inglés, en espera de ser leído, y anoche precisamente terminé de leer “Dragónvolador”, por lo que me interesé en explorar el nombre “Irian”, y por eso encontré su interesante página. Me alegra saber que el placer de la literatura de Ursula K. Le Guin es compartida por tanta gente imaginativa e interesante. Por eso vale repetir la frase aparecida en “Los Desposeídos. Una Utopía Ambigua”: “El fin del viaje es el viaje”. Felicidades y que pueda cumplir con éxito todos sus proyectos.
Leopoldo Artiles

8 08 2008
Ale

Gracias por el comentario. “Los Desposeídos” es un excelente libro, también me encantó “La mano izquierda de la oscuridad”. Me da gusto escuchar que hayas convertido entre tus amistades a más seguidores y seguidoras de Úrsula K. Le Guin.

3 02 2009
ferchu

a mi encanto este libro y toda la saga
me la recomendo un amigo y qd traqada en estos libros

5 02 2009
VICTORIA

A mi me encanto estas historias!!!!. Tengo 15 años y soy muy aficionada a la lectura, estas historias me despiertan la imaginacion y me dan motivos para creer que en la vida todo puede ser como en la fantacia de la lectura.
Me gusta mucho leer hasta dormirme y soñar con los magos y los dragones, vivir en las aventuras de terramar.
Yo la recomiendo para todo aquel que le guste la fantacia y las aventuras con mucha magia.
Bueno me despido, espero que muchas personas visiten esta pagina y decidan entrar en el mundo de terramar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: