Guantes a la medida

16 02 2006

foto:  Sheila Steele

Encontré los guantes perfectos. Calientes, y con una combinación de colores agradable, en franjas lilas, beige, palo de rosa, verde pistache. Una preciosidad. Pero por desgracia, los guantes resultaron quedarme un poco grandes. De poco sirven para mantener calientes las manos si se te van escurriendo conforme caminas.

Notando que mis calcetines se han ido encogiendo ligeramente por el uso de la secadora, y observando que mis guantes nuevos eran de una mezcla de lana y algodón, emprendí la tarea de achicarlos.

1. Lavar los guantes en la lavadora con agua caliente, carga ligera.
2. Meter los guantes a la secadora durante mucho, mucho, mucho, mucho tiempo. En mi caso, estuvieron en la secadora 100 minutos. Los primeros 60 los compartieron con el resto de mi ropa, ya que tocaba lavar ropa de cualquier forma, pero el resto, les tocó solitos, metidos en una redecilla. Estuve revisando los guantes cada 20 minutos, y los dejé ahí hasta que estuvieron del tamaño perfecto.

Estoy muy feliz con el resultado. Ahora tengo un par de guantes hermosos, y con el ajuste perfecto.


Acciones

Information

One response

18 12 2007
vicente

necesito unos guantes mui grandes ,en realidad como los de la mascota de real betis,llamado palmerin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: