Memorias de una geisha

8 02 2006

Chiyo, una pequeña de nueve años con impactantes ojos azules, tras ser vendida por sus empobrecidos padres a una casa de geishas, tiene que enfrentarse a un duro trabajo, hostilidad por parte de la diva de la casa, Hatsumomo, y el abandono de su propia voluntad con el objetivo de convertirse en una obra de arte viviente capaz de cruzar su camino con el hombre que idolatra. A pesar de los despiadados ataques de Hatsumomo, Chiyo consigue su objetivo, debutando con éxito como geisha con el nombre de Sayuri, y descubriendo que sólo ha llegado a la mitad del camino, y que mantener su arte y su clientela requerirá de ella abundantes sacrificios. La historia de Chiyo es narrada con el transfondo de la Segunda Guerra Mundial, donde el esplendor y misterio de la tradición de las geishas se fue dejando atrás con la ocupación americana.

“Memorias de una geisha” intenta revivir este esplendor. Visualmente, es espectacular, lo cual hace que valga la pena el boleto del cine. Kimonos, abanicos, sombrillas, maquillaje, flores de cerezo, nieve, y los ojos de la protagonista – la pelí­cula está llena de pinceladas de color por doquier. La danza hipnotizante de patrones y sonidos es una delicia para los sentidos. Sin embargo, en cuanto al contenido, queda un poco corta. Esta pelí­cula es principalmente una historia de amor platónico, pero también intenta mostrar con nostalgia el mundo de las geishas, las poco comprendidas artistas tradicionales del Japón, que empleaban sus habilidades para el entretenimento de sus clientes. Y por desgracia, la historia de amor resulta un poco sosa, opacada por las incesantes tribulaciones de la pobre Chiyo y la cruel Hatsumomo, y la probable poca fidelidad con la que el director Rob Marshall logra pintar una cultura tan diferente y fascinante. Comenzando por el hecho de que las tres actrices principales son de ascendencia china, y que los diálogos son en inglés – exceptuando una inexplicable sección al inicio. Al final, no vemos mucho más que rostros cubiertos de blanco, azabache y granate, máscaras impenetrables de un misterio incomprensible para la percepción occidental.


Acciones

Information

6 responses

9 02 2006
Levi Sandoval

desde que vi el comercial en la tele la he querido ver… lo malo que todavia no esta en la cartelera de mi ciudad… waaahhh😥

9 02 2006
irian

Alguna ventaja tenía que tener estando tan lejos, y con el cine costando 10 dólares.

13 02 2006
ciudadano intermitente

estoy esperando para ir a verla. gracias por tu reseña, buenisima como siempre. muy completa.

22 02 2006
Hari

Tengo muchísimas ganas de ver esa película, sin duda iré a verla el sábado.

8 04 2006
Phil

Concuerdo en que visualmente es muy buena. Sin embargo es una lástima que la historia no sea muy estimulante. Como espectador me aburri a la hora, creo que ni terminé de verla….lástima!

8 04 2006
irian

Si, que triste. Esperaba más de ella, pero no deja de ser una historia muy convencional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: