Hotel Rwanda

12 01 2006

En 1994, cuando toda la atención del mundo estaba centrada en Bosnia y Medio Oriente, cerca de un millón de personas fueron asesinadas en Rwanda, como resultado de un brutal conflicto étnico entre la mayorí­a Hutu y la minorí­a dominante Tutsi . Décadas de desigualdad social entre ambos grupos, exacerbada por la marcada distinción establecida por los colonizadores belgas, llegaron a su lí­mite con el asesinato de Juvenal Habyarimana, presidente Hutu de Rwanda. Atribuyendo este evento a un grupo rebelde, el Frente Patriótico Rwandés, conformado en su mayorí­a por Tutsis, la guardia presidencial y grupos de milicia extremista, el Interahamwe y el Impuzamugambi, comenzaron la masacre de civiles Tutsi, ante la indiferencia de la comunidad internacional. La violencia se extendió por cien dí­as, hasta que el Frente Patriótico Rwandés consiguió derrocar al gobierno Hutu.

La pelicula “Hotel Rwanda” narra este atroz episodio desde el punto de vista de Paul Rusesabagina, gerente de un refinado hotel que logró salvar a 1200 refugiados haciendo gala de todas sus habilidades de negociación y diplomacia. Con crudeza, sin miramientos, somos testigos de esta escalofriante masacre. Y a la vez vemos a hombres como Paul, que impotentes ante la violencia sin lí­mites desencadenándose a su alrededor, hicieron lo posible y arriesgaron su propia vida para salvar a otras personas.

“Hotel Rwanda” es desgarradora. Sin necesidad de mostrar imágenes macabras – con excepción de una escena en la niebla – como en el caso de “La Lista de Schindler”, la magnitud de este genocidio es transmitida con claridad. Increí­bles los lí­mites de la naturaleza humana cuando se escuda en el anonimato de las masas. Y que tristemente seguimos viendo en los noticieros diez años después, con gente matándose sin razón, llena de odio por motivos de muchas generaciones atrás. Bastante desesperanzador. Pero también, al ver los esfuerzos de Paul, de personal de la Cruz Roja, e inclusive del coronel canadiense de las Naciones Unidas (personaje probablemente basado en el comandante general de las tropas de las Naciones Unidas en Rwanda, Roméo Dallaire) que aún bajo órdenes de no intervenir en el conflicto armado, apoyó en lo posible la evacuación de refugiados a territorio más seguro, creo que, escondida por ahí­, todaví­a queda bondad en este mundo.


Acciones

Information

One response

14 01 2006
ciudadano intermitente

que buena reseña. breve y concisa, como siempre. ya habia escuchado acerca de esa película. había visto el trailer y me llamó la atención. ahora sin duda que la veo.

nos leemos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: