Sin City

23 12 2005

Una ciudad oscura, corrupta hasta las raí­ces, dominada por el vicio y el crimen. Bienvenidos a “Sin City”, la adaptación cinematográfica de Robert Rodrí­guez del comic del mismo nombre, un retrato de una ciudad decadente y los personajes que hacen lo necesario para sobrevivir en ella.

Por un lado, tenemos la historia de Marv, un deforme y rudo individuo, que se convierte en una máquina asesina para vengar la muerte de una dulce prostituta asesinada tras pasar la noche con él, llevándolo a un enfrentamiento con un escalofriante psicópata caní­bal admirador del estilo de vestimenta de Charlie Brown. Por otro lado, tenemos a Dwight, quien se ve involucrado en medio de una batalla entre las prostitutas que gobiernan una parte de la ciudad, la policí­a y la mafia, debido al desafortunado asesinato de un corrupto policí­a. Finalmente, Hartigan, un noble y honesto detective, sacrifica su libertad por proteger a una niña de un degenerado pedófilo, y al obtener su libertad, hace lo que puede por continuar protegiendo a la ahora joven del escalofriante monstruo que busca hacerle daño.

Lo más impactante de “Sin City” es la naturaleza de sus héroes. Marv y Dwight son criminales, corruptos y violentos, y el único aspecto que los redime es su afán por proteger a una mujer que ha dejado huella en sus vidas. Poco diferencia las grotescas masacres de Marv de las de Kevin excepto que su motivación es la venganza. Dwight es tan corrupto como el policí­a que asesina, pero su complejo de caballero con armadura sale al rescate. Hartigan es un caso único, un personaje con profundos principios morales, que soporta estoicamente tortura y tentaciones con tal de proteger a la pequeña Nancy. Desafortunadamente, su fortaleza moral no se refleja en su cuerpo, y su traicionero corazón le juega mala pasadas, mostrando la desvalidez que experimenta una persona con entereza al verse enrededada en tan turbio ambiente. Con sus defectos y virtudes, todos intentan sobrevivir como mejor saben hacerlo, aguantando, asesinando, negociando…

El estilo visual de esta pelí­cula te sumerje de lleno en el mundo de “Sin City”. Filmada en blanco y negro, con unos cuantos toques de color, como los rojos labios de Goldie y la amarilla faz de un degenerado criminal, refleja con fidelidad el pesimismo y desolación del mundo creado por Frank Miller. Escalofriante, frí­o, cruel. El lado oscuro del alma humana, expuesto al desnudo en un impactante marco visual. Una excelente pelí­cula, libre de azúcar.


Acciones

Information

One response

24 12 2005
Dvorak

Te deseo una feliz navidad

¡ ¡ ¡ F3L1Z N4V1D4D ! ! !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: