Ecos

1 11 2011

Rompiendo con la tradición, no hubo nieve. En los seis años que llevo viviendo en Calgary, he asistido a todos los eventos flamencos que mi presupuesto y horario han permitido. Y en cada uno de ellos, el fin de fiesta por bulerías termina en fiesta por pingüinos, con una fresca capa de nieve a la salida del teatro, sea Abril o Septiembre. Quizá por tratarse del primer Festival Internacional de Flamenco en Calgary, el invierno decidió esperar un poco.

El espectáculo trajo a varios destacados artistas españoles: el baile de Irene “La Sentío”, el cante de José Anillo y la guitarra de Idan Balas; además, contó con la presencia de artistas locales Oliver Miguel (saxofón/piano) y Fiona Malena (baile).  Del solemne taranto y sombría siguiriya en la primera parte, a las achispadas alegrías y festivo final, Irene y Fiona compartieron con el público una variedad de emociones y atrajeron múltiples “oles” con su pasión y destreza técnica. Especialmente me tocó el corazón el cante de José Anillo, la intensidad en su Malagueña me puso la piel de gallina.

Uno de los aspectos más interesantes de “Ecos” fue la experimentación visual y acústica que acompañó a la función.  Entre dos números, un video en segundo plano mostraba un mantón desafiando la gravedad; en otro número, el zapateado dialogaba con sus propios ecos. 

Después de esta probadita de flamenco, espero con interés el festival del año que viene.  Tengo mucha curiosidad en ver como evoluciona el festival, extendiendo la gama de temas y propuestas artísticas que un elenco más numeroso y variado puede aportar.

Y porque ver flamenco nunca está de sobra, un video de la Compañía de Farruquito, con Irene.





Distrito 9

21 02 2010

"Distrito 9" comienza como un documental, describiendo la llegada de una nave extraterrestre.  Sin embargo, en esta ocasión no se trata de sofisticados invasores que llegan a los Estados Unidos con intenciones hostiles. En esta película, la nave se detiene en las afueras de Johannesburgo, Sudáfrica, donde miles de extraterrestres en precarias condiciones terminan como refugiados.

La primera parte de “Distrito 9” se desarrolla como un documental, describiendo la situación en la que se encuentran los refugiados veinte años después de su llegada.  Hacinados en una barriada, los extraterrestres sobreviven intercambiando sus armas (inutilizables para un ser humano) por latas de comida.  La película prosigue a documentar la reubicación de los extraterrestres a un campamento de refugiados. Y poco después, se transforma en una película de acción, llena de explosiones y persecuciones. Aún así, los bien logrados efectos especiales no distraen (demasiado) de la deplorable violencia de la que los seres humanos son capaces.

“Distrito 9” es en mi opinión una de las mejores películas del 2009.  Además del no tan disimulado trasfondo social, los apropiados efectos y rápida trama fueron más que suficientes para tener contento al Susodicho.





La brevedad del verano

10 12 2009

No parece muy lejano el momento en que toda la nieve finalmente se derritió, y la ciudad se llenó del delicioso aroma de lilas.  Miro a través de la ventana, y otra vez veo todo blanco, pilas de nieve por doquier que no parecen tener intenciones de marcharse hasta abril o mayo.

Whiteout

Y cada vez dan menos ganas de salir, pues abrirse paso entre montañas de nieve y congelarse en el intento no es particularmente divertido.

Se fue como un suspiro, pero este verano fue particularmente divertido. Surgió la oportunidad de presentarme en varios festivales culturales, por alegrías y soleá. Hicimos – ¡finalmente! – el retador paseo en bicicleta a Cochrane.  Logramos hacer tiempo para ir a acampar en tres ocasiones, con drama incluido al lanzarnos a la aventura sin reservaciones).

A finales de junio, nos dirigimos hacia Golden, British Columbia, para hacer rafting en el río Kicking Horse. Se requiere mucho amor al arte para intentar esta actividad en un río alimentado por glaciares.  Sólo de recordarlo, siento el frío en los huesos. Nos quedamos todo el fin de semana y aprovechamos para hacer un par de caminatas: Canyon Creek y Lower Bugaboo Falls.  Esta última fue espectacular, con unas cascadas de considerable tamaño coronadas por un arcoíris. Y hordas de salvajes mosquitos que se dieron un banquete de lo lindo con nosotros.

Bugaboo Falls, in BC

En agosto, nos dirigimos a Waterton Lakes, cerca de la frontera con Estados Unidos.  Además de la desmañanada para asegurar sitio para acampar, nos tocó enfrentar fuertes vientos a bordo de una canoa en medio de la nada, una maratónica caminata con límite de tiempo (o nos dejaba el barquito) y una sección nada apropiada para acrofóbicos. Nuestros esfuerzos fueron recompensados por espectaculares vistas, y abundante avistamiento de vida salvaje, desde ardillas y venados, hasta un grupo de osos. Las caminatas en esta ocasión: Bear’s Hump, Crypt Lake, Blakiston Falls, Red Rock Canyon, Linnett Lake, y una breve parada en el sitio histórico del Head Smashed-In Buffalo Jump.

Chipmunk in Waterton

Y finalmente, a principios de septiembre, decidimos acampar en Banff, en Two Jack Lake. Conseguimos un sitio de pura suerte, y la suerte también nos trajo lluvia y nieve. La caminata en Helen Lake fue de las mas hermosas que he hecho hasta ahora, y la presencia de marmotas y sus peculiares silbidos fue una inesperada y positiva adición. C-Level Cirque fue un poco más tedioso, pero aún así, una excelente forma de pasar el día.

Helen Lake

¿Y qué sigue ahora? Té, chocolate caliente, e hibernar hasta la primavera… o hasta que se nos ocurra salir a pasear en la nieve.





“Rayuela”, de Julio Cortázar

10 10 2009

Hace tiempo que no escribo acerca de libros, y el principal motivo es que pasé la mayor parte del año pasado con un libro en particular. Y bueno, tambien porque llegó (y terminó) el verano, y mientras haga calorcito, hay que aprovechar para pasearse. El libro que monopolizó mi tiempo libre se trata de “Rayuela”, de Julio Cortázar, una lectura retadora y sumamente personal, que demanda atención complete por parte de su audiencia.

Se podría decir que “Rayuela” es una historia de amor. También se podría decir que es un cuento de fantasmas, o una colección de apuntes y recortes de un escritor. Se pueden decir muchas cosas acerca de este libro, pero uno de los detalles más famosos del mismo es su inusual estructura. En la introducción, Cortázar señala que se puede leer “Rayuela” de dos formas: secuencialmente, o siguiendo un orden diferente, brincando para adelante y atrás con una serie de capítulos “prescindibles”. En mi opinión personal, no hay demasiada diferencia entre las dos versiones, y un lector que no deseé explorar esta obra en múltiples ocasiones se verá mejor servido leyendo la versión extendida desde un inicio.

La historia de “Rayuela” sigue a Horacio Oliveira, intelectual argentino buscando sentido a su existencia en París, y sus amores con La Maga. La segunda mitad de la historia sigue a Oliveira tras su regreso a Argentina, continuando esa futil búsqueda, pero marcado de por vida por los eventos de París. No ahondo más en los detalles de la historia porque no es lo más importante. Algunos pasajes son inolvidables, como el torrencial concierto de piano, la noche en vela con el pequeño Rocamadour, el uso creativo de unas tablas en una tarde calurosa, y el acordonado final. Pero “Rayuela” trasciende más allá de su línea narrativa, y presenta a unos personajes vivos, personajes con los que quizá no simpaticemos, pero que respiran y nos miran de regreso a través de las páginas.

“Rayuela” es una lectura que pide ser saboreada con calma. Cortázar nos demuestra línea con línea lo hermoso que es el lenguaje español, jugando con las palabras y la mente de sus lectores. Especialmente memorable es un capítulo escrito en glíglico, lenguaje de pasión pura con similar fonética y reglas ortográficas que el español. ¡Ah, cómo me gusta mi lengua!





Al fin comienza la primavera: Fullerton Loop

13 04 2009


Foto: irian

Distancia: 6.7km
Elevación: 125 metros

Ahora que finalmente ha dejado de nevar (aunque sospecho que todavía nos faltan unas cuantas nevadas), arrancamos la temporada de caminatas. Para sacarnos la espina de nuestro anterior intento fallido de hacer esta expedición (nuestro extraordinario talento leyendo mapas nos llevó inesperadamente al Elbow Trail), nos dirigimos al Fullerton Loop, en el área de Bragg Creek. Fue una grata sorpesa encontrar relativamente poca nieve, la mayor parte a medio derretir. Aunque algunas secciones nos permitieron practicar nuestro patinaje artístico, en general estuvo muy tranquilo, sin incidentes. Casi al terminar, cerca del inicio del circuito, vimos una huella que parecía pertenecer a un felino (¿quizá un puma?), aunque no nos topamos con ningún animal. Una caminata sumamente relajante y agradable, con bonitas vistas y perfecta para prepararse para otras más rudas en el verano.





Las Monarca

25 02 2009


Foto: irian

Mi reciente visita al espectacular santuario de las Mariposas Monarca en Michoacán (Sierra Chincua) fue inolvidable. Miles de mariposas revoloteando a nuestro alrededor hicieron que la levantada y el viaje valieran por completo la pena.





El caballero de la noche

14 12 2008

Año nuevo, reseña nueva. En realidad pretendía escribir acerca de esta película desde el verano. En parte porque comencé escribiéndola a dos deditos, después de la cirugía, y en parte porque la vida laboral no me deja mucho tiempo libre, esta reseña ha ido acumulando polvo digital. Claro, la versión oficial es que me estaba esperando a que estuviera disponible en DVD y anunciaran las nominaciones de los Óscares.

“El caballero de la noche” es una de las mejores películas que vi en el 2009. En esta continuación a “Batman, El Comienzo”, Bruce Wayne emprende una batalla contra el crimen organizado de Ciudad Gótica, apoyando al Fiscal de Distrito Harvey Dent. La situación se complica cuando aparece el Guasón, un macabro y violento personaje que centra toda su atención en Batman.

Además de los indispensables efectos especiales, esta película de Batman tiene una historia interesante y bien cuidada. Conservando el ambiente oscuro característico de Cristopher Nolan, los problemas que afligen a Ciudad Gótica son problemas comúnes en grandes ciudades, aunque vistos desde un enfoque más desesperanzado. Los villanos son creíbles dentro de lo que cabe, haciéndolos mucho más espeluznantes. Los villanos hacen brillar esta película. Por un lado, vemos los eventos que originaron a un muy conocido villano. Y por otro lado, está el Guasón (Joker).

Heath Ledger es memorable como el Guasón. Independientemente de la controversia alrededor de su muerte, su actuación es excepcional y este personaje va a ser difícil de superar. En las manos de Heath, el Guasón es un retorcido criminal con tendencias psicópatas y un agudo sentido del humor. La extraña apariencia de este villano, con su piel blanca y sonrisa permanente, jamás es explicada: el Guasón aparece sin más, de la nada, al igual que sus sádicas acciones aparentemente aleatorias. En esta versión, no tiene nada de caricaturesco, y su demencia es escalofriante. El villano en la próxima película tendrá unos zapatos muy grandes que llenar.

Si no la han visto todavía, vale mucho la pena. “El caballero de la noche” lo tiene todo: excelentes actuaciones, una historia inteligente, abundantes efectos especiales, y un increíble cuidado en la ambientación y desarrollo de los personajes. Y de acuerdo con mi susodicho (que no puedo dejar de pensar, hay parecido con Aaron Eckhart), suficientes explosiones para ameritar añadirla a la colección de DVDs.








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.